Ajoblanco

Disfruta de las recetas de ajoblanco

Ajoblanco de anacardos y melón

Cuando hablamos de ajoblanco, seguro que a muchos de vosotros os viene a la cabeza esa elaboración que se prepara con almendras, agua, miga de pan, aceite, etc.

Se trata de una receta muy extendida por Andalucía, pero también por Extremadura, se consume sobre todo en verano y tiene infinidad de variantes, como la que vamos a compartir con vosotros en esta receta.

Ajoblanco de anacardos y melón

Su origen es humilde y muy antiguo, se dice que viene de la época de los romanos y según varios estudios, lo que ha cambiado ha sido muy poco, algunos ingredientes, pero todo depende de la zona donde se prepare.

Además no solo cambian los ingredientes sino también la textura. Por ejemplo, en Málaga o Córdoba es más una sopa, pero el ajoblanco de Almería es una emulsión muy densa que se unta en el pan más que degustada con cuchara.

Por norma general, y como sucede con muchas otras elaboraciones gastronómicas, suele prepararse la noche anterior dejando en remojo el pan y las almendras para que se hidraten correctamente.

Hay recetas en las que se sustituyen las almendras por otros frutos secos diferentes como pueden ser las nueces, cacahuetes o los anacardos.

No importa los ingredientes que se vayan a utilizar, lo importante es conseguir una sopa liviana pero con sabor, sin que el ajo llegue a tener todo el protagonismo sino que exista un equilibrio de sabores que haga que esta receta sea una delicia que sorprende a todo el mundo, especialmente a aquellas personas que nunca han degustado este plato.

Ingredientes para el ajoblanco con anacardos y melón

Para esta elaboración necesitaremos contar con estos ingredientes:

  • 600 mililitros de agua fría
  • 400 gramos de melón
  • 200 gramos de anacardos
  • 100 gramos de miga de pan
  • 50 mililitros de aceite de oliva virgen extra suave
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana o de vino
  • 1 diente de ajo

Su elaboración es tan sencilla que cualquier persona sin experiencia en la cocina podría hacer esta elaboración. Por tanto, si es tu caso, anímate, seguro que consigues sorprender a tu familia o a tus amigos con una receta sana, fácil de hacer, deliciosa y asequible.

Modo de elaboración del ajoblanco con anacardos y melón

Es muy importante que la noche anterior a la elaboración de esta receta hayamos dejado en la nevera una mezcla de anacardos, pan, ajo, agua y vinagre. De esta forma los sabores se habrán mezclado correctamente y ya tendremos gran parte de la receta hecha.

Lo pondremos todo en el vaso de la batidora y lo trituraremos a velocidad máxima, dejándolo durante unos cuantos minutos para poder conseguir una textura suave.

Es lógico que podamos encontrar trozos de anacardo, por lo que si no te gusta, se puede colar la mezcla para hacerla más "limpia" de lo contrario, lo dejaremos como está.

En el momento en el que la mezcla tenga la textura que queramos salaremos, rectificaremos de vinagre si es necesario e incorporaremos el aceite poco a poco, pero sin dejar de batir, con lo que conseguiremos una buena emulsión. Una vez hecho, meteremos la mezcla en la nevera para que se enfríe.

Mientras tanto, cortaremos el melón en dados o con el sacabolas de rellenar las patatas podremos ir haciendo bolitas de tamaño medio.

Serviremos el ajoblanco, el melón y si se desea, se puede echar un cordón de aceite de oliva en crudo o cualquier ingrediente que queramos como menta, albahaca, trocitos de anacardo por encima o incluso un crujiente de jamón ibérico para darle el toque salado que tanto gusta a muchas personas.

Porciones: 4
Tiempo de preparación: 20 minutos
En total, está listo en: 20 minutos