Ajoblanco

Disfruta de las recetas de ajoblanco

Ajoblanco

El ajoblanco es una de las sopas frías más populares de nuestra gastronomía y, diferencia del gazpacho, se elabora con una base de pan, almendras, ajo, aceite de oliva y un chorrito de vinagre.

Una guarnición de uva verde completa el plato, dándole un acento brillante, refrescante y afrutado, perfecto para los días calurosos del verano.

Es tradicional en la cocina andaluza y extremeña, y en cada sitio tiene una manera de prepararse. Sea como sea, el resultado siempre es el mismo, una cremosa sopa fría que tiene un sabor espectacular.

Receta de ajoblanco

Si quieres preparar una receta refrescante, muy fácil de elaborar y con un sabor excelente, el ajoblanco puede ser una de las recetas más aconsejables para preparar. Se trata de un excelente alimento compuesto por ingredientes 100% naturales que te sorprenderá.

Es una receta sencilla, pero en su sencillez radica su éxito, siendo una de las más típicas de la gastronomía española, sobre todo de la zona de Andalucía y Extremadura.

Receta de ajoblanco

No se trata de un plato nuevo sino que se lleva haciendo desde la época de los romanos aproximadamente, siendo una receta muy humilde y considerada como una crema de verano aunque puede degustarse durante todo el año.

A pesar de ser una receta considerada como humilde, no quiere decir que no tenga un gran aporte de nutrientes, sobre todo porque se prepara con productos 100% naturales y que gustan prácticamente a todo el mundo. Por ello, nunca está de más incluir esta elaboración gastronómica en nuestra dieta y disfrutar de ella una vez cada semana o dos semanas.

Ingredientes para elaborar el ajoblanco

  • 200 gramos de miga de pan.
  • 200 gramos de almendra cruda.
  • 100 mililitros de aceite de oliva virgen extra suave.
  • 30 mililitros de vinagre.
  • 1 Diente de ajo.
  • Agua.
  • Sal (a discreción)

Es importante tener en cuenta que para esta receta la almendra debe ser cruda, nunca hay que elegir de las tostadas que venden como aperitivo porque el sabor es completamente diferente y no es el que queremos para esta elaboración gastronómica. No hace falta comprar una almendra de importación, en España las hay de muy buena calidad y con un precio bastante equilibrado.

Modo de elaboración del ajoblanco

Un paso muy importante en esta receta es el de remojar la miga de pan, pero teniendo en cuenta que hay que remojarlo lo justo para hacer una especie de masa que sea manejable, no queremos que se nos deshaga echándole demasiado agua.

Acuérdate de remojarla y trabajar la miga hasta conseguir una masa. Si quieres que quede más fina, usa nada más que la miga y deja de lado la corteza.

Otro punto que hay que tener presente a la hora de preparar esta receta es que las almendras deben estar hidratadas. Por ello, se recomienda ponerlas en un bol con agua durante unos minutos antes de comenzar la receta. Con ello, se conseguirá que a la hora de triturarlas el trabajo sea mucho más fácil.

Cuando hayamos hidratado correctamente las almendras y tengamos la masa hecha con la miga de pan, pondremos las almendras junto al ajo y un poco de sal en el vaso de la batidora o procesador de alimentos. Es muy importante no pasarse con la sal, es mejor quedarse cortos y posteriormente rectificar si fuese necesario.

El siguiente paso es triturar los tres ingredientes hasta hacer que la mezcla quede completamente homogénea, algo básico para este delicioso plato.

Cuando esté todo listo, lo que hay que hacer es incorporar la miga de pan ya hidratada, que tenemos reservada de antes, e incorporaremos el aceite de oliva y un chorrito de vinagre.

Volveremos a triturarlo todo, teniendo en cuenta que hay que batirlo correctamente y buscar que todo quede de manera homogénea. De esta forma, cuando se agregue el agua, resultará mucho más fácil conseguir la consistencia que deseemos sin que se produzca ningún grumo.

Para finalizar, ya solo nos queda añadir el agua fría y volver a triturarlo todo hasta poder conseguir una textura y consistencia que nos agrade. En esto es cuestión de gustos, hay personas que prefieren el ajoblanco más líquido y otras un poco más espesa.

Porciones: 4
Tiempo de preparación: 25 minutos
En total, está listo en: 25 minutos

Más Ajoblanco

Receta del ajoblanco tradicional

¿Quién no conoce el ajoblanco? Se trata de una receta muy consumida no solo en Andalucía sino también en Extremadura y el sur de Castilla La Mancha.

En cada lugar tienen su propia forma de elaborar esta clase de plato y lo cierto es que es muy agradecido porque puede incluir un gran número de ingredientes diferentes.

Leer completo

Ajoblanco malagueño

Cuando hablamos del ajoblanco como receta podemos encontrarnos con un gran número de elaboraciones diferentes. Dentro de esa gran variedad de propuestas destaca el ajoblanco malagueño, una sopa de almendras que prácticamente gusta a todo el mundo y es muy fácil de preparar.

Su elaboración es tan sencilla que incluso un niño podría hacerlo con la supervisión de un adulto, así que si quieres, puedes convertir a los peques de la casa en ayudantes de cocina para que te echen una mano a preparar esta elaboración.

Leer completo

Ajoblanco de remolacha

Muchas personas conocemos el ajoblanco, una sopa fría de almendras que tiene un sabor sorprendente y que es muy fácil de hacer.

Como sucede con muchas recetas, esta no iba a ser menos y tiene un gran número de variedades diferentes como la que te vamos a enseñar a hacer en este artículo, un ajoblanco de remolacha, con una textura y un color completamente diferentes a lo que estamos acostumbrados.

Leer completo

Ajoblanco de anacardos y melón

Cuando hablamos de ajoblanco, seguro que a muchos de vosotros os viene a la cabeza esa elaboración que se prepara con almendras, agua, miga de pan, aceite, etc.

Se trata de una receta muy extendida por Andalucía, pero también por Extremadura, se consume sobre todo en verano y tiene infinidad de variantes, como la que vamos a compartir con vosotros en esta receta.

Leer completo

Ajoblanco de Almería

Al igual que sucede con el gazpacho, el ajoblanco tiene un gran número de formas de elaboración diferentes y podemos encontrar el ajoblanco malagueño, el cordobés o el de Almería, como vamos a compartir contigo en este artículo.

Se trata de una receta muy sencilla de preparar y del que seguramente os sorprenderá su delicioso sabor.

Leer completo